Ay, bonita, por ahora eres lo único que me calma.